Translate

pagina principal

domingo, 17 de septiembre de 2017

"DESPUES DE LA AUSENCIA"



"DESPUES DE LA AUSENCIA"


Tu ausencia es semilla

cuando cae del alma, el verso;
si ves que no germina
resucítame con la lluvia de tu mirada
con la luz de tus ojos,
con el manjar de tus amores,
des preterita la melodía.


Renaceré del hieno del olvido



como el agua nutre el valle infertil

nútreme con la sombra de tu recuerdo.
Al sonido de tus pasos
como un siervo espantado
buscare tus pies descalzos,
sere simple, voraz, ingenuo;
el que siempre ha amado.


Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez©
2017

'AZUL MARINO"

"AZUL MARINO"


Era un quince de septiembre

entre tumultos y laberintos
donde el azote de la escasez 
hacia escarnio como a hijo ajeno
a mi tonta niñez.


Mi madre tenia una falda de lana azul marino.



Yo como he visto cara a cara 

rascando la testa a la pobreza,
soñando con castillos aun de aire inmerecidos;
recuerdo como un suspiro del ayer
su tersa cara, su semblante perdido
por la incertidumbre en cada atardecer.


Las fiestas patrias eran las mas bellas

despertando en mi, replicas de lucidez
en ese despilfarro de juventud recién nacida
había en cuerpos compañeros,
uniformes de gala recién comprados
sin aja del tiempo, con olor a nuevo.
Yo aprendí a reir , a gozarme al ver
rostros felices por sus estrenos;
ese quince no era la excepción,
algaravia indigesta en labios ajenos.


Ese día, mi madre;

como una bandera en manos de un cadete
Ella ponía frente a  mis atónitos ojos
aquel pantalón, sin rasgo zurcido,
planchado, con lineas remarcadas,
de costura imperceptible.
Con tímido orgullo, desconociendo el hecho
de oreja a oreja la risa,
mi corazón no cabia en mi pecho.


 Era mi primera vez, que vestía un pantalón
especial para la ocasión. 


Meses atrás, Ella había deshecho su falda azul marino,

cortó, remendó, con ingeniosa maestría,
puesto el mismo botón al ojal,
trasnochando en inclemente desvelo,
aguja al hilo, hilo a la tela,
pretina lado a lado transversal
para que yo, caminara orgulloso,
vistiendo aquella prenda 
fabricado por sus propias manos,
extraído desde el cobertor de su regazo,
para que levantara mi mentón cívicamente,
marchando  entre los bien vestidos
levantando mi mano sobre mi frente.


Ella es y sera mi Madre para siempre.




Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez.©
2017

domingo, 10 de septiembre de 2017

"PEQUEÑOS VERSOS"




"PEQUEÑOS VERSOS"



Yo tengo por patria,

tu amor.


Por insignia,

tus labios.


Por bandera,

tu recuerdo.


Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez©
2017


lunes, 4 de septiembre de 2017

"ME DOY"





"ME DOY"

Bajo la sombra de un recuerdo 
he querido dejar tu nombre,
ahogar el eco 
que aun repica de tu voz
bajo los sauces esplendorosos del silencio.

suspirando el acre de las horas
único sorbo incosquistable 
que calma la nostalgia.

mientras gesticula el tiempo indómito su voz,
no logro contener el ansía por tu boca;
Soy ese loco que día a día impera un adios,
ojalá pudiera despedirme para siempre.

¡Ay! esta pasión enferma 
traición de insociego amor taciturno;
mi todo, del vacío que llevo dentro,
lo que no puede morir 
sin morirme.

¡No puedo olvidarte!

Autor Hilario de Jesus Esteban Lopez©
2017.

domingo, 27 de agosto de 2017

"BESO"



"BESO"

Bajo la sombra de su pelo
hizo nido mi boca, 
en esa curva frágil de deseo
entre el hombro y la nuca,
cuya finura en éxtasis a plumas iguala,
levanto el mentón deseosa,
como un mártir 
que espera morir por su verdugo.



Ella abrió su boca, manantial de vida

higo que reventaba a su tiempo
para chupar el manjar de su carne,
la exclamación de sus ojos ávida.



El fruto codiciable 

como un engaste de perla,
se abría su selva irremediable.



Huerta donde en lo secreto, crece el musgo

cada valle era un santuario,
cuerpo, olor a fermentado cerezo,
cada poro reverente sagrario,
cada caricia, alabanza;
cada acorde en el beso,
arpeggio de guitarra,
cada susurro, réplica de un  rezo.


Cayó, como una rosa cortada de golpe

como una ave al momento de la oración;
posó sus rojos labios
como un sello de lacre sobre mi boca;
Yo también cerre los mios,
trémulos como la ola a los juncos
labio a labio,
al celebrar el amor juntos.


Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez©
2017

"FELIGRES"



"FELIGRES"

Ella paso como una  tórtola asustada
tímida, pícara su sonrisa,
de albura la fibra de su mirada,
tembló mi cuerpo de mozo;
sintió que le herí con mis ojos,
hubo como un súbito despertar en su carne,
fingió dominar la compostura
en su paso al andar,
¡ah! sus pies sándalos,
como tonto que camina a oscura
tropezé con su sombra.

postróse el deseo.

matiz de timidez en la risa
a travez de su húmeda comisura;
ella sabia que le gritaba mi alma,
que a la esbeltez voluptuosa 
mi mendiga alma
rendia culto a su hermosura.

Ella se fue...

Me dejo su perfume embriagante;
¡ah! las mieles sedantes de una colmena;
ante el plinto de mármol antiguo
ante aquel santo esculpido
que no profirió condena,
mientras, me cantó con sus ojos
¡Perdóname! 
soy ajena.

Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez©
2017

sábado, 26 de agosto de 2017

"SIEMPRE"



"SIEMPRE"

No era tan grande mi amor
como para morirme
y aún minúsculo
corta sera la vida 
para hartar la tinta al papel.


Como bien si las largas horas
tropezaran con otras  muertas de hastío 
tropezó mi corazón una y otra vez 
contra la piedra de la realidad.

Como aquel que para sobrevivir 
quejoso suspira,
así fue la palabra en mi mano,
el verso al alma.

Y tuve sed de venganza
como el rayo al árbol,
como el hacha al tronco,
como el lápiz al papel.

Y te ame , por siempre,
en el poema.

Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez.
2017

miércoles, 23 de agosto de 2017

"LATIDO"


"LATIDO"




Aun el amor moribundo
incinerado bajo el tiempo
y el recuerdo diseminado en el olvido
tiene su belleza.
Se aprende a olvidar ,
muriendo.

Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez
2017

martes, 15 de agosto de 2017

"TRASNOCHE"



"TRASNOCHE"

Como un inerme mármol
los codos sobre mis rodillas
las palmas de mi mano
arrancando palabras de silencio.

Se que no estas aqui;
tu muda voz, sin eco;
el inmenso lenguaje del tiempo
y la noche susurrando que aun existo.

que todos callen 
como lo hace mi alma,
que succionen amargo el elixir 
desde la mata,
como lo hago yo,
cuando pienso en ti.

Autor: Hilario de Jesus esteban Lopez©
(12:23:16, 9:36PM)
2017

miércoles, 9 de agosto de 2017

"MADRUGADA"


"MADRUGADA"

Como una vaina seca al sol
desgrana la tinta, mi corazón 
y surge del pábilo casi marchito de sueño
tus ojos imperceptibles 
el el líbido que asalta súbito
diamantes negros con visos de ópalo
donde el sideral nocturno
no vence,
sino, es vencido.

Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez.
2017

lunes, 7 de agosto de 2017

"ARACNIDO"


"ARACNIDO"

He bajado hasta tu jardín
donde solía verte descalza entre las flores,
tu voz, aqui, suele diluir el polen,
tu perfume, somnífero a mi alma
se queda trabado entre las lineas,
hay alfabetos que parecen espectros
cuyo matiz fantasean tu cuerpo.

En los viejos naranjos 
cuelgan tus antiguos recuerdos,
las hiedras que eran arañas otoñales 
trepan los copos de los árboles
en busca de tu rastro.

Abajo, donde la semilla brota,
donde  el insecto borracho de alegria
hurga tras la sombra de la hoja,
como un arácnido atrevido
¡Yo!
Yo, busco el petalo de tus labios
el polen de tu amor
flor somnífera, por tu perfume
 comprometo mi cordura;
mi corazón tiembla,
como una llama al viento,
cuando pienso en tí.

Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez.
2017

"SIN DERECHO"


"SIN DERECHO"

El mismo instante en que los astros 
tiritan en el cansado celeste,
me parece que cierras tus ojos,
dormida estrella de mi oeste.

Allá las turbias pleyades festejan
danzando en la expansion nocturna,
entonces cae como un huracán 
el amor a tu cuerpo, flor taciturna.

Se tiende como un ave mi alma,
sedienta, gritando sin derecho,
hasta encontrar en tus labios, la calma.

Canto; mientras dormitas en tu lecho.
Como un pájaro bajo la palma,
gorjeando lento, lo que encierra mi pecho.

Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez©
2017

lunes, 31 de julio de 2017

"DESPUES"


"DESPUES"

Después de tanto suspíro
huracán irremediable de mi alma,
de tanto verso , soliloquio de mi vida
de tanto sueños izados a tu sintura.


Después de amarrar la esperanza
en el muelle de tu playa, 
de encallar en el puerto de lo prohibido 
y sostener como se sostiene 
una ola sobre la roca, este suspiro 
que es mas tuyo que mío.

se apoltrona el poema 
buscando el beso sobre tu comisura
como la caricia de tu mano
bajo la sombra de la noche 
de aquella pasional otrora.

fulgido rayo de mi aurora 
No negaré, 
valió la pena haber vivido.

Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez©
Guatemala,
2017

miércoles, 26 de julio de 2017

"BUSCAME"


" BUSCAME"
(de Monologos)

Hija: búscame en el silencio de la tarde
cuando tu voz tiembla, no repose;
cuando los nudos de las horas inclementes,
ahoguen la risa;
cuando tus pensamientos ofusquen añil la coherencia.

Búscame cuando el amor
en tu boca sepa agrio,
a palabra de reproche;
a traición en aposento de sagrario;
cuando la lágrima despinte
la sombra, en el párpado adusto,
cuando no haya nada mas donde ir
muera el brazo amigo
y pienses que todo acaba.

¡Resiste! empieza conmigo.

Como tu primer canto a la vida,
a mi oído, melodía;
flor de eden, arpa virgen, tu llanto.
Este hoy, 
aún terso gajo de huesos
cubierto de impía piel,
el que suscribe, el que reza de noche por tí
y también de día,
Yo tu padre, tu amigo, de seria mirada
con acento de loca rebeldía,
de podrido silencio, de sonrisa incierta.

No dudes, no levites,
endulcemos la melancolía, !date una tregua!
!Nunca claudiques!
cuando todos cierren la puerta,
¡Tu sabes, tienes abierta 
en par en par, la mía.

Autor : Hilario de Jesus Esteban Lopez©
Guatemala, 2017

domingo, 16 de julio de 2017

"RETRATO"




"RETRATO"

Sonó como el aleteo lugubre 
de un cuervo en la noche oscura.

El que había dado la vida,
el que enternecido postro rodilla
formando de la tierra, del humano la semilla
se dejo besar...

Era la hora nona 
brillaban las últimas luciérnagas 
entre la espesura,
matiz de sombra indigente de pájaros nocturnales,
iba creciendo la noche invencible,
desde lo alto de los olivares,
empeñado el silencio arremetía
como un enemigo sin previo aviso.

Se puso de pie, limpio sus ojos
suspiró fuerte como un león preparado para la pelea,
un halo de pureza vencía la oscuridad,
no hubo para él, el mas mínimo espanto,
ni el puño de venganza en su mano,
ni el tenue disfraz de vértigo 
como lo haría cualquier ser humano.

 Quedó solo,
las asustadas voces de los que huían 
sonaron desleales al paso del viento arcano,
la legión romana se apresuraba,
hubo siluetas estancadas tras los robles,
la noche entristeció 
cesaron de golpe los grillos.

Y entre la turba armada, el boceto de complexión recia
de pómulos amplios , de frente desdichada,
cabello largo, ojos garzos, sonreía...
Le tendió la mirada, se acerco como un gato asustado
le beso la mejilla, a paso callado,
entre la barba del señalado y su lado diestro
murmuró tan cínico, con un gemido apuñalado:

¡Salve Maestro!


El beso del traicionero , sonó lugubre, desleal,
hambriento de loca alevosía 
con sarcasmo inherente ,
agrio de trémula bajeza,
su voz somnolienta por la hora,
llevaba de laberintos la sazón ,
un morral  donde se posaba
el precio de la traición.
Sin embargo el Maestro con su voz clara 
radiante de amor, 
como el canto del rio,
le habló melodioso:

¿Que quieres amigo mío?

¡oh Maestro de maestros!
Perdon si en la frenética carrera, 
soy yo, 
¡sí! soy yo, 
el traicionero,
con mi pecho alzado, mi voz acecha
mis artimañas hipócritas, el lastre de mi afronta
hunde la barca, como Jonas, donde navegas.

Yo soy Señor, el que ha inventado las guerras,
el  que murmura, el que hurga con doble sentido las cosas,
¡Yo! el que ha martillado
el impune clavo en la herida,
el que malévolo desata las lenguas;
yo he maltratado al inocente, 
he dejado sin ayuda a mi hermano,
Yo el que engaña, el que menosprecia,
soy una espina entre la rama,
me proclamo ateo negando tu nombre
¿donde esta el oxigeno que me das?
me sirvo del sol, la lluvia, la belleza de las flores,
¿donde el sístole de mi corazón?
si faltára moriría en hecatombe;
soy esa imagen que camina a hurtadillas
con aire de traición 
soy esa sombra tras los arboles del cedron 
y vengo a pedirte  perdón .

Yo soy señor; 
este es mi retrato.

Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez ©
Guatemala.
2016