Translate

miércoles, 14 de noviembre de 2018

VERSO

VERSO

Este es una flor desmenuzada para ti,
alfombra de pétalo  y letra
para ti, solo para ti
sere fiel a tu alma,
como  a una esposa primeriza 
en la nupcia frente al altar.

yo soy el clérigo 
que dedica su boca a tu amor, 
como un pan sagrado
que reposa en el lebrillo del recuerdo;
llevo la ardorosa marca de tus besos,
el tenaz espíritu indomable,
la objeción impronta en el poema.

Para que tus ojos
cuyas huellas inaudibles sean adornadas,
para que tu corazón  intuya 
lo que mi alma quizo decir,
para que te hable mi silencio,
ven desnuda de orgullo
te ofrezco mi patrimonio, 
 lo único que poseo,
mi verso.

Autor Hilario de Jesus Esteban Lopez©

lunes, 12 de noviembre de 2018

ECO

ECO


Los mejores poemas

los escribiste en mi corazón,
con el sonoro de tus besos,
firmados con el jurado amor de tus labios.


Aun los ecos de tu voz

repican en mi oido;
en mi carne trémula
danzan los fantasmas de tus manos,
al ritmo de mi vida.

Como un torcaz gorrión 
me percato que estoy solo en la rama
y entonces entono mi canto
eco audible de mi alma. 



Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez.©

miércoles, 31 de octubre de 2018

EN MI

"EN MI"

Como mi corazón,
así estas lejos de mi.

Como mi vida
que no se aguanta,
te amo mujer, patria mía.

A muerte y vida
a momento  vivido
y también a olvido.

¿quien conquisto lo innombrable,
en el cetro de la niñez 
lo que forjo lo memorable?

Si me dices olvídame,
te olvidaré.

Pero no lo aceptare en esta vida
déjame morir y renaceré .

Autor: Hilario de Jesus  Esteban Lopez©

domingo, 21 de octubre de 2018

IRREVERSIBLE

IRREVERSIBLE

¿Que es el dolor?
sino el puño ensangrentado de la muerte,
la risa viva de la desesperanza,
acaso el aguijón de un angel 
que despierta malhumorado,
o serán los castigos ingratos de los dioses del mundo,
o los aullidos consecuentes 
de una droga maldita.

aquí en lo profundo del cerebro
hay un punto diagnosis,
misteriosa aguja que punza
como de llanto y rabieta,
de músculo atrofiado, 
que en el cenit del silencio amordaza mi voz;
se clava como un diente de serpiente
que hiere y muerde,
no se en que momento hirióme
en que circunstancia  nació este tormentoso dolor.

se ha empotrado como una nuez enajenada,
que no conozco,
le siento como una estaca en mi cabeza
arrancándome la fuerza, 
me deja mudo, agonía de palabra,
la voz de clemencia de un enfermo
la mueca de fastidio en el rostro,
recuesto mi cara en el albo de la incertidumbre
me acaricia como una muerte dulce y triste
y luego me abandona,
cual novia arrepentida que huye de su amante
y luego soy feliz nuevamente.

Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez©

sábado, 20 de octubre de 2018

INTERJECCION

INTERJECCION

De mi volaron los pájaros de tus ojos,
las alas de tus brazos,
como dos ramas que pesan por la nieve 
se vencieron.

No hay de donde cortar el fruto
donde el viento haga nido,
la sombra huyó de mi cabeza.

¡Ay! esta frío,
 amigo mío;
susurro mi boca.
Preámbulo de invierno.

Pero mas fría,
esta mi alma.

Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez©

jueves, 11 de octubre de 2018

NOTEPAD

NOTEPAD

Tantas bocas quise,
tantos amores en brazos ajenos, 
 ví.

Pero a ti, provocó el mar su espuma
en la ola brava de mi mocedad.

No encuentro la palabra correcta;
el momento flagelo, de mi pubertad.

Mi lengua indecisa 
por pronunciar tu nombre.

Por ti la carne me deslumbra de coraje, 
mi boca sedienta por tus besos.

Tu profano lugar de musgo y  humedad 
donde se engendra el pecado.

por encontrarte carne a carne
me llama,
esa almendra de ala herida.

No logro cerrar mi alma a tu amor.

Mi lápiz, mi notepad 
despertando cuando lo veo.

y otra vez el poema, 
cuando pienso en ti.




Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez© 


domingo, 7 de octubre de 2018

INTIMA SABANA

INTIMA SABANA

Bajo el umbral de la noche,
bajo la cenicienta oscuridad;
íva tirando la hora
como un caballo que tira desbocado 
en la colina otrora.

No fue de destellos, ni de súbita hora
sino de serena calma;
de niebla que terca no disipa
que adelgaza su materia
para dejar pasar,
solo la luz,
entre el trueno que anticipa. 

Ungüento de amor y de beso
nada callo tu boca,
nada mis manos ignoraron,
ni hubo lugar donde se escondiera tu piel
para evitar que te besaran mis labios;
ciego fui, en mi tragedia
que con loco frenesí busque
a tientas el camino, que luego perdí.

El olor de la noche susurra
bajan las horas cuando el verso
te atan las letras sobre la hoja,
las híbridas flores  de un fonema;
estas presa en mi;
te liberan mis labios en el poema.

Los suspiros, 
me condenan.


Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez©

viernes, 5 de octubre de 2018

MIENTRAS LA VIDA SE VA

MIENTRAS LA VIDA SE VA

Me queda la lúgubre gruta de lo incierto
el exacerbado olor del destino,
el tiempo sin pausa,
la lucha sin tregua en el alma,
el murmullo de la mañana.

La noche agónica en las aras de la luz,
el exiguo dolor que no supo vencer
la valentía de mi alma:
los sinzontes de la tarde
rimando sus alabanzas.

 Los grillos bajo las piedras,
la voz dolorosa de la pobreza 
en las tripas de los mendigos,
escuálidas sombras de los que mueren
bajo el imperio ineludible de la memoria.

El llanto de la alegria maniatada,
todo bajo la palabra implacable 
caída desde el lagar del silencio;
me queda toda una vida 
de cosas incorporeas.

Pero prefiero tu voz,
el toque pluma de tus labios,
el ósculo amoroso de la flor 
que crece en medio de  tu jardín,
cuando te digo amor.

Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez©
2017

domingo, 30 de septiembre de 2018

VAIVEN

VAIVEN

Este día  recuerdo
el viento, el junco junto al río,
vaivén que en su balance
toca la ola, besando cansado
el labio celeste de su adversario.

No me había dado cuenta
que al caer un libro sobre mis manos,
te veo a los ojos
y acarician tu piel, las pupilas,
estas desnuda ante mi ojos
apenas tu vergüenza cubierta de amor.

todos los poetas hablan de ti
estas hecha de poesia 
para mi.
laxa cae mi mano
y esa espuma reposada sobre la taza
el cafe tiene olor a tus besos
al dulzoso vertice que succionó mi boca,
aquella tarde de verano.

y cae como en una red de pesca tu verbo
a diferencia, en la lejana estancia
tira mi mano un anzuelo a manera de palabra
queriendo aporcarte contra mi alma.

Mujer de otoño, para mi estación pasajera
olor de abrazo y de silaba a mi verso
avida carne de mi carne,
Acaso no debo amar?
lunar en la frente, sos lo que yo nunca fui.

Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez©
X, MMXIII

domingo, 19 de agosto de 2018

¡ADIOS!


¡ADIOS!
(date:  IV, MMXIII)
                                                                   aunque no haya mas voz en mi boca
                                                    y sea exterminado el ultimo poeta de la tierra
                                                                           aunque no haya rosa en el rosal
                                                                           o los peces encallen en el arenal.
                                                                 Hasta que la ultima hoja desaparezca
                                                                         y  los bosques expiren  desolados
                                                                                              y no haya  mas fruta
                                                                                       ni mas grano en el trigal...

                                                                                   ...yo siempre te amaré!


Las sombras negras de la tristeza 
se adhieren como escamas rotas en la noche;
hiere el día  que parece eterno;
en los crepúsculos de la tarde
espero tus pasos ávidos
y cada minuto ansío tu voz;
vivir  encarcela,  dormir es epitafio,
el suicidio  del amor carcome mi corazón
y un almíbar cicútico  se apodera en mi paladar.

hoy, tal vez estarás sobre el telar egipcio
y tu nupcia sea  entre nubes,
beberás otro salitrico perfume,
te embriagaras de amor
hasta que la ostra de tu regazo rebose;
¿tal vez?  
tal vez en tu limbo el relámpago de mi recuerdo
pase por tu frente y un palpitar detenga el eros de tu cuerpo
en el segundo de la vida.

Estaré lejos de tus labios;
lejos de ti;
lejos de tórtolas de cuerpo,
lejos de la piel morena de tus pies ,
lejos añorando ser el manantial de tu boca;
y esa rosa  morena y tierna de tu jardín
que fue el regalo de oro entre mis manos,
florecerá junto al rio.

¡Pero aun te amo!
Aun te amo.

!Aun!
en el agrio suspiro de mi olvido.
y si la muerte encaminara sus pasos hacia mi
llevaría en sus alas el bagazo insabore de mis huesos rotos
y un corazón herido sin vida.
nada que ansiar;
nada que devorar;
solo amor y olvido.

Amor,
 hoy el abismo de mis ojos dormitan,
no de sueño,
  sino de nostalgia,
yo diría ahogados por el llanto lúgubre de un suspiro.

Es que el amor cuando nos abraza y nos envuelve,
nos vuelve esclavos, enfermos y locos;
he aprendido a llorar con una sonrisa,
en un verso y en una oración.

Me podrás lapidar siete veces,
y siete veces renaceré para amarte.
Negar las lagrimas a mis ojos
es quitar el alma al verso.
y si en este mar de letras inconclusas
tus ojos volaran un día
dando vida a tu alma,
y la chispa de tu recuerdo  revele mi nombre a tu mente.

Recuerda, 
recuerda que bebí de ti
tus besos apasionados,
el amor jurado de tus labios,
el gemir ebrio de tu regazo,
el perdido mirar de tus pupilas
cuando el volcán de tu cuerpo
era lava ardiente.

Pero ya estamos lejos,
y el tramonto entro sin previo aviso
y la noche que  para mi es eterna 
ya amenaza una  vez más.

¡Adiós!
 adiós te diré con las últimas fuerzas gorjeas de mi  alma,
te dejo,
 te dejo mi monologo prueba que he faltado,
huella escrita de mi amor desfalleciente
y las ultimas palabras omegas de mi boca:

¡Confieso que te he amado!

Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez©
(a  manera de despedida)
abril 2013



"ENERVACION"

ENERVACION

Por ti, he hecho del poema,
 monologo,
 pecho que  nutre  mi silencio .

He amado lo in nombrado,
me cura el veneno,
me hiere lo que antes era tu amor.

sobre el vacío silencioso de las horas 
eriza un perfume de antiguo soliloquio;
ardorosas muecas taciturnas
viven en los semáforos .

Enerva, la sed de tu voz,
y cuyo grito deviera ser ensordecedor 
acurrucado en las notas de un verso,
se pierde sin siquiera salir del tuído asombro.

Que pecho mas pequeño el mío,
que mano tan terca
describiendo mi enfermo corazón.

por ti,
me hinco ante el altar,
por ti me duelen los pecados en el alma.

Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez©
2018

"SIN RETORNO"

SIN RETORNO
(a  mi padre)

Aun serpentea la voz melancólica 
por aquel gran amigo
que en su cuna de tierra
no volvera jamas.

Me hablan las zisas de los ladrillos,
los alambres enrollados en las terrazas,
el color de mi piel que tiñe
tiempo  en desolación.

Su palabra fue libro
de sabia longitud su consejo;
las mesas servidas en los mesones 
murmuran en sotovoce su nombre.

Juntos herimos la cal,
martillamos la piedra.
Iliadas y odiseas invente
con el tutor novedoso de su voz;
bajo el ala de la tierra 
con silencio amordazado a dura lucha...

se fue.


Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez.©
2018

"RECONCILIADA"


RECONCILIADA
( a mi madre)

Aun escucho tus llantos 
forzada como una gaviota
tal presa en las fauces de la fiera.
Tu alma pura se desvanecía
¡Oh madre mía!

Sin embargo cayo doblegado a tu regazo
el que vencedor pretendia,
al final del camino.
fue de amor su decadente día,
metamorfosis de dolor toda su vida.

Te llego él a amar , 
sin la minúscula cobardía.

¡Oh madre mía!
tu el eco en el valle de mis rezos.

En mi corazón viejo de tanto pensarte
esta tu casa;
vives reconciliada sin una queja de venganza.

Autor : Hilario de Jesus Esteban Lopez©
2018

sábado, 18 de agosto de 2018

"PREMERITACION"

PREMERITACION

Amiga mia,
yo conocí la cepa de su tronco
la raiz de su mata
hasta su adulta rama,
la misma luna que hirió,
la esbeltez desde su infantil alegría 
pasóme esplendorosa por la frente;
supe al estrado de su sombra 
el apetecido saciado de su fruto...

y me volví loco por su amor.

Amiga mia,
desde la mocedad convulsa,
gritaron mis ojos su amor,
hirióme su mirar sombrío;
siempre extasiado me paré a comtemplar
el grueso  esbelto de su labio,
el esplendoroso perfil de su regazo;
eco fue en la gruta del tiempo,
el destino,  a la hora tardía;
Usted y yo...

lo sabia.

Autor: Hilario de Jesus esteban Lopez©
2015