Translate

miércoles, 17 de enero de 2018

"ESO Y MUCHO MAS"




"ESO Y MUCHO MAS"

Aun la mañana necesita su segundo 
para existir;
el aire, un lugar, 
donde plácido 
golpee los pétalos de una flor
al acariciar .

Como la sombra necesita luz,
el poeta su musa,
el lenguaje su gramatica.

Las nubes su cielo;
el pez, el agua, 
algunas veces , 
necesito mi torpeza.

Nada existe al azar.

Yo,  como un  cenobita,  
tal  incienso sobre el altar, necesito  la palabra.

Como aquel que se va, por que vino;
todo tiene su causa, su propósito 
y tu amor mío,
el rico emblema de lo divino.

 Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez©
Colecciones: VCC.
2017

domingo, 14 de enero de 2018

"NO IMPORTA"


"NO IMPORTA"

Solo quien ha amado
pisará la ceniza para levantar el polvo
llevará suspiros en vez de flores,
sabrá que no solo se muere yerto,
que algunos van muriendo sus amores.

Solo quien ha amado
al toque efímero de este verso
sentirá el ardor de lanza sobre su pecho,
el insociego del alma por la afrenta
como un pan seco deslizarse por la garganta.

Entenderá, cuando de mi boca surge
inconcluso el lexema:
Como quien, sobre una lápida llora,
he llorado algunas veces sobre el poema.

Sabra cuan fiera es la nostalgia
cuan dura la mueca de una risa
cuan excelso el bálsamo de un verso;
cuanto silencio muere en los labios
cuando exagera la palabra .

No importa cuan largo sea el olvido
cuan negra la lugubre noche,
cuanta borrasca encabrite el aquilón.

Levantare mi puño, 
porque he hecho el alfabeto tu paraíso
por templo tuyo, mi corazón.

No replica, no rencilla, 
ni el escozor de una abierta herida
que siga cincelando 
el mazo de la vida
hasta el ultimo suspiro , 
¡Yo ! 
te seguire amando.

Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez©
2017 

"LEJANIA"

 

"LEJANIA"

Fina cual sari de seda
su piel como un engaste de perla 
sus grandes ojos de castaña sobre la arboleda,
sus gruesos labios rubi
un perezoso tatuaje bajo la rodilla.

Sin poseer lo no dicho, 
me besaba.

En su táctil piel de diosa
militaban codiciosos los manjares
de una flor misteriosa,
en sus mejillas dos ruiseñores 
al toque minucioso de una sonrisa 
se alborotaban cual polluelos
cuando en sus plumas despierta la caricia.

Yo solía desnudar mi corazón 
des roparme el orgullo
verter en el alfabeto mis rimas sin razón.

Ella se atrevió a hilvanar 
su alma en una palabra
a pulir la malla entre la mia
y senti su suave arrullo
como una flor coqueta
que abre por vez primera su capullo.

Fue su aparición de estrella.

Y nuestras voces unidas repicaban
cual eco en el alto picacho de un monte
pero agonizaba la elocuencia entre la bruma
como agonizara en el basto cielo un sinsonete.

Mi alma se parecia a ella
tendida sobre el horizonte. 

Autor: Hilario de Jesus Esteban Lopez©
Colecciones VCC.
2017