Translate

lunes, 3 de junio de 2019

INSTANTE

INSTANTE
Era la hora más abrupta
 el segundo refunfuñón de la vida
donde se quiebra la blanca lucidez,
los ojos parpadeaban  su nácar de luna,
revoloteando aquel instante.

quise cerrar mis ojos
volar desnuda el alma a la intemperie
pero me clavaba fija 
sin la mas minima intención de huir.

Si en mi loco corazón, arreciaba el vendaval
en sus ojos presbíteros 
con el leve ademan del que baja la mirada;
sus relucientes pupilas 
con una sencilla caricia de tristeza y pena
escondiendo el llanto silencioso en su garganta,
el suspiro de niña caprichosa.

Su nariz aguileña, su boca menuda,
su quijada remarcada con la sombra de un bastion
sus cejas obelicas
al levante convergente de  una pregunta,
su pelo como dos alas abiertas 
de un pájaro agorero en la noche;
sus dedos delgados con cierta finura
de castas encumbradas
me domino el alma, me avivo el verso
le nombre soledad.

Autor : Hilario Esteban Lopez©